juega-ruleta

Juega Ruleta
Publicado por Nicla El septiembre - 6 - 2013

Los sistemas para ganar en la ruleta representan una gran oportunidad de ganar miles de euros, sin embargo, dichos sistemas para ganar en la ruleta son un poco tema prohibido para los casinos. En la mayoría de los establecimientos de apuestas, si al jugar ruleta descubren que estas usando un sistema para ganar, inmediatamente te pedirán de la manera más atenta que te retires del juego e incluso del establecimiento; además no les tomará más de 10 jugadas percatarse de que estas usando un sistema, así que la ruleta en los casinos convencionales es algo bastante incierto y voluble al no poder usar un sistema definido. Por otro lado, en los casinos en línea difícilmente se monitorea el uso de sistemas en los jugadores, por lo que aun tenemos uno opción.

Seguir un sistema de juego no es difícil, solo hay que tener bastante paciencia para no perder los estribos, ya que se basa en apostar en una probabilidad de 2, si que tenemos una chanza de 50% de haberle atinado.

Lo que hay que hacer en uno de los sistemas para ganar en la ruleta mas infalibles que hay es comenzar con una apuesta pequeña, que sea de un dólar. Entonces se apuesta a suerte sencilla a algún color, en este caso el negro. Si en la primera tirada sale negro, entonces habremos ganado 2 euros, contando el que se nos regresa. Entonces el sistema terminaría aquí y se comenzaría otra vez. De haber salido el rojo entonces hacemos una nueva apuesta por el negro otra vez, pero ahora del doble de la apuesta inicial, entonces si ahora si sale el negro estaremos ganando 4 euros, dos serian de la apuesta y 1 del que se había perdido anteriormente nos da una ganancia neta de 1 euro. Si salió rojo otra vez, volvemos a hacer una apuesta al negro, pero ahora de 4 euros. Espero que se haya entendido. Solo es cuestión de ir incrementando la apuesta al doble, y al final tendremos una ganancia de 1 euro, después de un rato veremos que ese euro se va convirtiendo en algunas decenas, tal vez cientos, de pendiendo mucho mas de nuestra paciencia que de nuestra suerte.